Category

Psicologia

Psicologia, Sociedad

El estrés y sus peligros durante el embarazo.

juana-peris

El estrés y sus peligros durante el embarazo. El estrés es uno de los peores síntomas que el ser humano siente en diferentes situaciones de su vida. Existen diferentes estudios que afirman que el estrés afecta de manera nociva al cuerpo, pero ¿qué ocurre cuando la mujer que lo sufre está embarazada?

Durante los nueve meses de embarazo, son habituales los controles que se realizan a la madre y al feto: control del peso, la amniocentesis, ecografías, etc. Lo que ahora empieza a despertar una atención mayor es sobre el nivel de estrés que presenta la mujer embarazada. Si la madre sufre de estrés o de ansiedad de manera continuada, puede predecir que en un futuro su hija/o pueda sufrir de problemas como déficit de atención, hiperactividad, y tal vez también de problemas de conducta. Se ha investigado que los niveles de la hormona del estrés cortisol, que dispone el cuerpo para confrontar lo que percibe como peligro, puede afectar tanto a la madre como bebé.

Las futuras mamás más nerviosas o ansiosas disminuyen el flujo sanguíneo que llega al bebé. Cuanto más alto es el nivel de cortisol en el líquido amniótico que envuelve al bebé, más bajo es el nivel de coeficiente intelectual del bebé, en el futuro. El cerebro del bebé, así como su aprendizaje se ven afectados. El nivel de ansiedad de la madre podría multiplicar por dos el nivel de hiperactividad del niño y tener un efecto a largo plazo sobre el desarrollo de sus hijos. Según diferentes investigaciones, los bebés de madres estresadas manifiestan más problemas de ansiedad, de falta de atención, de hiperactividad y también de problemas conductuales, especialmente en los chicos.

Es por todo esto, que es necesario prestar atención a los primeros síntomas de nerviosismo o ansiedad en las mujeres que están intentando quedarse embarazadas o ya están embarazadas. Presta atención a las siguientes pautas que pueden ayudar a disminuir los niveles de estrés:

1. Busca momentos de descanso siempre que puedas. no sólo es bueno para ti, sino que es buenísimo para el bebé, así que no te sientas culpable por dedicar un tiempo a “no hacer nada”. Mientras estás en el trabajo, trata de encontrar un lugar donde puedas relajarte a la hora de la comida y poner las piernas en alto y, al llegar a casa, elimina algunos quehaceres domésticos. Aunque te guste tener la casa reluciente, ahora no es el momento de ser perfeccionista. Si ya tienes hijos es más difícil encontrar tiempo para relajarte, pero podrías pedirle a tu pareja, a una amiga o a los abuelos que los cuiden una tarde de vez en cuando para que tú puedas disfrutar de un muy merecido descanso.

2. Yoga para y durante el embarazo, mantiene el cuerpo flexible y enseña muchas técnicas de relajación. Practicarlas te ayudará durante el embarazo y también durante el parto. Si tienes tendencia a sufrir de ansiedad o a padecer ataques de pánico, las técnicas de respiración que se usan al practicar yoga también pueden tranquilizarte.
3. Comparte tus preocupaciones, si pasas noches en vela pensando en si tu bebé nacerá sano o en quién lo cuidará cuando tengas que volver a trabajar, no eres la única. Hablar de tus preocupaciones, sea con tu pareja, con tu mamá o con una amiga que ya tiene niños, te ayudará mucho. Otras mujeres que están en la misma
etapa del embarazo que tú, quizá las que asisten a tu clase de preparación para el parto, seguramente comparten tus ansiedades.

4. Dieta y ejercicio. Hay algunos alimentos que pueden ayudarte a equilibrar las hormonas que se disparan en momentos de estrés. Los alimentos que contienen vitaminas B, como el extracto de levadura, el pan y el arroz de grano integral, aumentan los niveles de la hormona serotonina, que es anti estresante.
El ejercicio físico también reduce la tensión, así que continúa haciéndolo, siempre que sea una actividad segura. Si tienes dudas al respecto, pregúntale a tu médico.

5. Cuidar vuestra la relación de pareja. Tanto tú como tu pareja, debéis tener en cuenta que antes que padres sois pareja, y tenéis que estar bien entre vosotros para poder estar bien como padres. Ya que todas estas emociones también se trasmiten al bebé.




Actualidad, Psicologia

Bullying

juana-peris

Bullying es una palabra inglesa que significa intimidación. Desgraciadamente, esta palabra esta hoy en día en todos los colegios de España. Nos encontramos con una situación de impotencia, en la que hay un agresor y una víctima. Los dos son menores, y se llega a ver numerosos casos de agresiones, persecuciones que llevan a vivir situaciones de verdadero terror en los niños/as.

Los menores que ejercen el bullying, lo hacen para imponer su propio poder sobre la otra persona. Lo hacen a través de constantes amenazas, insultos, agresiones y vejaciones. Son agresiones sistemáticas, que se producen de forma reiterada en el tiempo, las escuelas deberían ser siempre un lugar en el cual sentirse seguro. No obstante, para muchos niños/as, el colegio se ha convertido en una fuente de violencia, de la cual ellos son las víctimas.

Por supuesto, el bullying tiene efectos negativos en la salud física y psicológica de los menores, también afecta al bienestar emocional y al rendimiento académico de los menores. Es necesario trabajar la prevención en los colegios, con los niños/as y los profesores/as, pero no hay que olvidar a las familias, sobre todo a los padres. Existen las escuelas de padres, que son de gran utilidad para trabajar como se debe parar los comportamientos agresivos de los menores.
Los estudios realizados señalan que en el bullying están implicados tres componentes claves, que son:

1. Un desequilibrio de poder entre el acosador y la víctima. Este desequilibrio puede ser real o sólo percibido por la víctima.

2. La agresión se lleva a cabo por un acosador o un grupo que intentan hacer daño a la víctima de un modo intencionado.

3. Hay un comportamiento agresivo hacia una misma víctima, que se produce de forma reiterada.
Además, podemos encontrar los diferentes tipos de acoso, que los agresores aplican contra sus víctimas. A menudo aparecen varios tipos de forma simultánea:

Físico: consiste en la agresión directa a base de patadas, empujones, golpes con objetos. También puede ser indirecto cuando se producen daños materiales en los objetos personales de la víctima o robos.

Verbal: es el más habitual. Sólo deja huella en la víctima. Las palabras tienen mucho poder y minan la autoestima de la víctima mediante humillaciones, insultos, motes, menosprecios en público, propagación de rumores falsos, mensajes telefónicos ofensivos o llamadas, lenguaje sexual indecente …

Psicológico: se realiza mediante amenazas para provocar miedo, para lograr algún objeto o dinero, o simplemente para obligar a la víctima a hacer cosas que no quiere ni debe hacer …
Social: consiste en la exclusión y en el aislamiento progresivo de la víctima. En la práctica, los acosadores impiden a la víctima participar, bien ignorando su presencia y no contando con él / ella en las actividades normales entre amigos o compañeros de clase.

Para finalizar, recordar, que el acoso escolar es un problema de todos, tengamos hijos o no. Ya que somos ejemplos diarios de cada uno de los/as niña/os que nos rodean. Si crees que tu hija/o sufre acoso, actúa, no pienses que es cosas de críos. Por otra parte, si observas que tu hija/o es el agresor/a, debes actuar rápidamente porque el problema siempre lo tiene el agresor/a, no la víctima.




Psicologia

Que es el egoismo

juana-peris

QUE ES EL EGOISMO. El egocentrismo consiste en creer que las opiniones y los intereses propios son más importantes que los pensamientos de los demás. El primer psicólogo que hablo de egoísmo en los niños fue Jean Piaget, afirmó que todos los niños son egocéntricos ya que sus habilidades mentales no les permiten comprender que el resto de las personas pueden tener criterios y creencias diferentes a las propias.

Cuando una persona quiere centrar toda la atención en sí misma, la consecuencia es la desconexión con el resto del mundo. Son personas a las que la falta de compromiso e interés hacia los demás las pasan por alto. El egocentrismo es también una forma de aislamiento. Al enfocarse exclusivamente en las propias necesidades, se elimina la presencia de las potenciales amistades. Las personas egocéntricas sólo pueden amarse a sí mismos, esto puede significar también que se consideren demasiado buenos para ser apreciados por los demás, dado que no pueden comprender su superioridad.

Pero como son define realmente una personalidad egocéntrica, estas son algunas de sus características: 1. Exceso de auto estima: Son personas que se valoran excesivamente a sí mismos. Pero se sostiene que esta actitud puede indicar justo lo contrario: una autoestima frágil que intentan compensar mediante esfuerzos para ser respetados, reconocidos y admirados por las demás personas. 2. Sentimientos de grandeza: La persona egocéntrica cree ser poseedora de grandes talentos y habilidades especiales. También piensa que sus problemas y necesidades solo pueden ser atendidos por personas con gran capacidad y prestigio. 3. Ambición y expectativas desmedidas: A consecuencia de sus sentimientos de grandeza, las personas egocéntricas pueden estar focalizadas constantemente en sus fantasías de poder, éxito, amor, sexo, etcétera. No es raro que piensen que en cualquier momento su vida profesional eclosionará y se convertirán en millonarios. 4. Distorsión de la realidad: Los egocéntricos solo aceptan la realidad que encaja con sus sueños de grandiosidad. Tiende a no dar crédito o simplemente rechazan aquellos aspectos de su vida que ponen entre las cuerdas su prestigio y su imagen de persona perfecta y admirable. 5. Falta de Empatía: La poca demostración de sentimientos y gestos afectivos hacia las personas que les rodean, hacen que pierdan sus relaciones personales. 6. Comparaciones y envidias: La excesiva preocupación de sentirse mejor valorado que los demás. De forma indirecta, la persona egocéntrica expresa sentimientos de envidia, ya que no es capaz de aceptar el éxito ajeno. Tampoco son capaces de aceptar la ayuda de otra persona. Este último punto es paradójico, puesto que a pesar de que necesitan recibir elogios y respeto por parte de los demás, se muestran incapaces de aceptar ninguna clase de ayuda. Sin embargo, que una persona se sienta identificado con estas actitudes egoístas, es casi imposible. Frecuentemente se ve a sí mismo como “bueno” y luchador. Intenta hacer algo que lleve un beneficio a los demás, pero no con el objetivo de ayudar, sino para que se sienta mejor consigo mismo.

La personalidad egoísta sienta comienza en la infancia. Niños sobreprotegidos por sus padres, aprendiendo día a día conductas y actitudes egoístas. Pero no sólo los “niños mimados” pueden desarrollar esta forma de ser. También puede aparecer en niños que no han recibido la atención necesaria de sus padres. Llegan a la conclusión de que no tienen que esperar nada de los adultos. Ellos “van a lo suyo”, por lo que todo lo que desee o necesite se lo tendrá que proveer él mismo. Finalmente podemos concluir que el egoísmo se construye desde niños y se va endureciendo hasta llegar a la edad adulta, donde cada conducta lleva a una consecuencia negativa para la persona egoísta y la gente que le rodea.




Psicologia

Relaciones tóxicas

juana-perisRelaciones tóxicas.  Son relaciones en las que nos quedamos atrapados por emociones negativa, no solo en las relaciones amorosas, sino que también afecta en relaciones de amistad o familiares. Además, nos hacen sentir mal, nos hace cambiar nuestros gustos, alteran todo nuestro alrededor hasta que perdemos el control y acaban destruyendo quienes somos. En definitiva, son relaciones que nos hacen infelices. Sin olvidar que son muy difícil de salir.

Estas relaciones llegan a ser adictivas, las parejas implicadas lo viven intensamente. Se llega a tener unas emociones muy fuertes que confunden con un amor apasionado y único. Cosa muy equivocada, ya que el amor no es eso, el amor son muchas más cosas. Una de las reflexiones que se debe hace uno mismo es, si a ratos preferirías no estar con esa persona porque te hace sentir mal, porque tu vibración cambia, porque te alteras hasta puntos que nunca creíste llegar, si te sientes manipulada/o cuando utiliza los sentimientos de culpa, sarcasmo o ironía para contradecirte, si sientes que no mereces ese trato, pero no acabas de poner fin a esta relación, entonces estás atrapado en una relación tóxica.

Normalmente son relaciones en las que uno de los dos es dominante, o sumisa/o, o hay problemas de comunicación, manipulación, mentiras o chantajes. Son relaciones en las que una o ambas partes siempre sufren, pero a las que cuesta mucho poner fin.

Pero para concretar más, tenemos que presar especial atención a ciertas relaciones tóxicas que hacen daño, y destruyen a uno de los dos. Comenzamos por hablar de las relaciones en las que solo está a cargo una persona. Únicamente uno de los dos lleva el peso de la relación, y la otra parte únicamente se deja llevar, sin realizar ningún tipo de esfuerzo, ni cuidado por su pareja.

Por otra parte, existen las relaciones que tienen la función de “completarte” o “llenarte”, sensación muy engañosa y equivocada que observamos en muchas parejas que piensan que ese es el objetivo de tener una pareja. Algo muy equivocado, ya que una pareja está para compartir los buenos y los malos momentos, pero nunca para completar una parte de ti misma/o, ya que uno ya es completo desde que nace.

En consecuencia, de esta premisa en las nuevas relaciones, encontramos las Relaciones Co-dependientes. En esta ocasión son ambas personas las que son pasivas y dependientes, perdiendo su individualidad, no es el caso de una dominante y otra más sumisa. Aquí
ambas personas necesitan de la aprobación del otro para llevar a cabo cualquier acción, priorizan las necesidades del otro sobre las propias.

Otro importante detalle al que debemos prestar atención, es en la Idealización de las relaciones. La perfección no existe, si amamos a alguien debe ser con sus “defectos” y con sus virtudes. No es positivo intentar cambiar a las personas. Cuanto menos esperes de alguien que amas más feliz serás.

Quizá lo peor de las relaciones, son las mentiras continuas. Omitir información es como una mentira, las relaciones se basan en la confianza, abrirse a la otra persona y conocerse mutuamente. Si consideras que hay demasiadas omisiones, quizá es mejor reflexionar sobre el tipo de relación que estás viviendo.

En definitiva, las relaciones toxicas, son las que una o ambas partes sufren, más que gozan, por el hecho de estar juntos. Los miembros se ven sometidos a un gran desgaste emocional con el objetivo de convencerse a ellos mismos que pueden salvar esta unión.

Para finalizar, es importante aclarar que la libertad implica independencia pero no indiferencia, se trata de una manera sana de relacionarse con los demás, tomando aquellas decisiones que sean más acordes a nuestro bienestar.




Psicologia

COMO AFECTA UN MAL DIVORCIO A LOS HIJ@S

juana-perisCOMO AFECTA UN MAL DIVORCIO A LOS HIJ@S. Las separaciones en España han aumentado a lo largo de los últimos años. Esto supone que algunas familias sufren cambios en su estructura con la pérdida de alguna de sus figuras y la incorporación de otras.

Hay demasiadas variables que pueden determinar la forma con que cada niño expresa su malestar ante la ruptura de sus padres. Algunos padres pueden pensar que es lo mejor para sus hijos dado que el ambiente en casa era muy malo. Otros afirmarán imprudentemente que a sus hijos no parece haberles afectado dado que no suelen hablar del tema. Sea como fuere, la realidad es que casi siempre hay consecuencias, sea en el presente o en el futuro.

Uno de los factores más determinantes es la edad en la que se produce la separación. Algunos estudios avalan la hipótesis de que cuanto más pequeños son los niños, más importantes son las consecuencias (a partir de los 2 años aproximadamente).

Estudios recientes (Cantón y otros 2.007) parecen demostrar que la separación o divorcio de los padres tienen efectos negativos importantes en los hijos que lo sufren. A continuación exponemos algunas de las reacciones habituales, si bien, su aparición, gravedad o frecuencia, dependerá de la edad del niño, su temperamento y otras circunstancias de su entorno.

De 2 a 6 años:
Es habitual conductas regresivas como volverse a hacer pipí en la cama, chuparse el dedo, infantilismo, querer dormir con los padres, miedos, ansiedad, etc. También rabietas, necesidad de llamar la atención constantemente, ansiedad de separación (al dejarlo en la escuela). Vinculación excesiva normalmente con la madre que se ve desbordada y no entiende lo que pasa. En ocasiones, el niño, pasa de la agresividad o al menosprecio a la búsqueda de un afecto incondicional (abrazos, besos, promesas de que se portará bien, etc.).

De los 7 a los 12 años:
Durante esta etapa, los niños ya disponen de mayores recursos verbales lo que en cierto modo les ayuda a exteriorizar sus sentimientos. Pueden seguir presentes los diferentes síntomas antes expuestos en uno u otro grado. Tales como comportamientos y conductas de recriminación a los padres con la esperanza de intentar unirlos de nuevo si siguen sin aceptar la realidad.

Por otra parte, las conductas manipulativas, de menosprecio o rencor a alguna de las figuras paternas paralelamente a la idealización de la otra (asimetría emocional). Esto puede agravarse según las actitudes que tomen los adultos que rodean al niño. También, los sentimientos de culpa, conductas de riesgo, baja autoestima, dificultades en las relaciones con sus iguales, baja tolerancia a la frustración, agresividad. Pueden aumentar la hiperactividad e impulsividad. Y por último, deterioro en el rendimiento escolar. Niños que habitualmente eran buenos estudiantes empiezan a tener dificultades.

La última etapa de la adolescencia, puede llegar a ser una de las más complicadas para los jóvenes y en la que se suelen amplificar los diferentes problemas que se arrastran o producen. Durante esta etapa, los jóvenes que afrontan la separación de los padres pueden incrementar sus conductas de riesgo (alcohol, sustancias, drogas).

También suelen aparecer dificultades en las relaciones con los iguales. Predominio de la impulsividad y poca capacidad para la resolución de conflictos de forma dialogante.
La baja autoestima, la agresividad y la poca tolerancia a la frustración son los síntomas más comunes que suelen aparecer.

Para finalizar, es importante y necesario, que los padres se han maduros ante estas situaciones tan complicadas. Deben dejar atrás el rencor y el despecho hacia su ex pareja y pensar en los hijas/os que tienen en común. Pensar en cómo ayudarlos a vivir con esta nueva vida.




Psicologia

Las Flores de Bach nos ayudan al estado emocional

Las Flores de Bach nos ayudan al estado emocional. En este artículo vamos a hablar de lo que son las Esencias Florales del Dr. Edward Bach y de cómo nos pueden ayudar a equilibrar nuestro estado emocional.

Las emociones son estados del ser humano que se manifiestan según reaccionamos ante lo que acontece en nuestras vidas, podemos sentir rabia, tristeza, amor, alegría, etc.

Es normal sentir las emociones, el problema está en que las negativas no nos han enseñado a gestionarlas de forma inteligente y a lo largo de nuestra vida se manifiestan en forma de dolencias. Claro está que somos seres humanos y nuestra “maquinaria” se puede averiar por causas genéticas, hereditarias… pero también es verdad que muchas dolencias vienen dadas por una mala gestión de nuestras emociones.

Las Esencias Florales están formadas por 38 remedios, son preparadas a partir de flores de plantas silvestres y árboles y pasan por un proceso de maceración que finaliza en una dilución bebible, pueden tomarla adultos, niños, mujeres embarazadas, personas de edad avanzada, animales,… no tienen contraindicaciones y nunca se han dado casos de intolerancias ni alergias.
Pueden tratar desde el insomnio en adultos, niños, miedos nocturnos, rabietas, depresiones, penas por duelo, ansiedad, estrés, falta de confianza, …

Las podemos conseguir en herbolarios y farmacias, podemos tomar la flor en su estado puro o si acudimos a un terapeuta especializado nos testará o recomendará un preparado a partir de varias flores ya que las personas no tenemos una emoción latente solamente… Poco a poco nos inducirá a la autogestión de las emociones y encontraremos ese alivio que tanto necesitamos. Yo en mi consulta siempre digo la misma frase: los problemas pueden ir y venir, lo que marca la diferencia es nuestra actitud hacia ellos.

Espero que os haya servido de ayuda y conozcáis así un poco más la maravillosa terapia de las Esencias Florales de Bach.
Si necesitas un cambio en tu vida, estamos dispuestos a echarte una mano.

quickmemo_2016-10-04-19-12-1522




Psicologia, Salud

Los 9 meses y sus 9 etapas. El embarazo por sorpresa

juana-perisLos 9 meses y sus 9 etapas. El embarazo puede aparecer por sorpresa, puede ser premeditado y de muchas otras formas… pero la verdad es que todos los embarazos tienen cosas en común. Las etapas pueden variar un poco unas de otras, pero al final se unen en un mismo camino.

Una de las primeras reglas que debes tener en cuenta al descubrir la noticia es abandonar los malos hábitos, como el tabaco o el alcohol. Conseguir un peso ideal, será otro de los puntos que no debemos evitar. Las mujeres con sobrepeso pueden ponerse a dieta asesoradas por un endocrinólogo para adelgazar sin arriesgar la salud, y las delgadas, intentar ganar peso.

Por supuesto debes acudir al ginecólogo a que haga las revisiones pertinentes para el estado en el que te encuentras.

Está claro que durante el segundo mes ya empezaras a notar las primeras molestias del embarazo. En la alimentación debes incrementar el yodo en tus comidas ya que puede ayudar al mejor desarrollo del feto.

En el tercer mes de embarazo el útero crece hasta sobrepasar la pelvis. Puedes comenzar a sentir una cierta sensación de “necesidad de respirar” denominada “disnea” que es normal durante el embarazo mientras sea leve y no se asocie a otros signos o síntomas como tos, sibilancias o dolor torácico. Se produce por efecto de la hormona progesterona sobre el centro respiratorio, que estimula la respiración. También hay más tendencia al mareo.

En el cuarto mes de embarazo seguramente ya puedas saber el sexo de tu bebe, algo que emociona mucho y que hace que esos síntomas tan desagradables sean más leves, gracias a la alegría y la motivación por ver a tu pequeña o tu pequeño. Durante este mes notarás que vas recuperando tu estado habitual, puesto que irán desapareciendo las náuseas y el cansancio. Es probable que al final de este mes puedas llegar a percibir algún leve movimiento de tu bebe.

Y pasamos el ecuador del embarazo y entramos en el quinto mes, donde él bebe crecerá sustancialmente. Ya sientes los movimientos de tu bebe perfectamente, en el sexto mes del embarazo, el bebé comienza a desarrollar sus sentidos. El fondo del útero se sitúa ya 2 ó 3 centímetros por encima del ombligo. Al final de este mes se suelen haber ganado entre 5 y 7 kg. de peso y puedes empezar a sentirte un poco más torpe. De hecho, empiezan a aparecer variaciones constatables en tu aparato locomotor y en tu centro de gravedad, que se desplaza hacia delante.

En el séptimo mes el cerebro del bebe se ha desarrollado rápidamente y tiene mucha más sensibilidad. Habrás ganado unos 6-8 kg de peso. El útero crece hasta situarse entre tus costillas. Desde estos momentos suele tener tendencia a rotar y dejarse caer un poco hacia la derecha. También como consecuencia de la distensión uterina puedes comenzar a apreciar con mayor claridad la aparición de estrías gestacionales. Algunas mujeres también refieren en esta etapa del embarazo una cierta pérdida de memoria y dificultades para la concentración.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR