HLA San Carlos cuenta con un equipo multidisciplinar para abordar las lesiones propias de la práctica del running.

Periostitis tibial, rodilla de corredor o tendinitis del Tendón de Aquiles, son algunos de los casos más comunes en Denia.

Todos estamos de acuerdo en que unos hábitos de vida saludables y la realización de ejercicio físico de manera periódica nos ayudan a mantener y mejorar nuestra salud. Con la popularización de algunas prácticas deportivas como el running, mucha gente que antes lamentaba su escasa condición física o su sobrepeso, ha visto sus esfuerzos recompensados mejorando de esta manera su autoestima y su salud. No obstante, no debemos olvidar que la práctica de la carrera continua puede llevar asociadas una serie de molestias físicas que debemos saber identificar para tratar de prevenirlas, aunque la mejor recomendación consiste en ponerse rápidamente en las manos de un profesional para conocer su alcance y el tratamiento a seguir.

La Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología confirma que las lesiones deportivas son más frecuentes en deportistas aficionados que en atletas profesionales, debido al gran incremento de las personas que se incorporan a la práctica deportiva de manera amateur sin gran experiencia previa o de manera tardía. HLA San Carlos atiende numerosas dolencias relacionadas con este deporte a lo largo del año, que podrían prevenirse con algunas sencillas precauciones para tener en cuenta por los deportistas.

En este sentido, el Dr. Anghel especialista en este tipo de lesiones de HLA, explican que entre las lesiones más recurrentes se encuentran “la periostitis tibial, una inflamación aguda de la membrana de tejido que cubre el hueso entre el músculo tibial posterior y el sóleo, muy frecuente en corredores, atletas y saltadores que hacen un uso excesivo de esta estructura, aunque también puede causarlo el uso de calzado poco adecuado, correr cuesta abajo y en terrenos irregulares o el sobrepeso, repercutiéndoles con dolor o sensación de quemazón en la cara antero-interna de la tibia”.

Los servicios médicos de HLA San Carlos utilizan innovadores equipos de radiodiagnóstico para detectar estas y otras patologías, como la rodilla de corredor, que afecta a la parte lateral y aparece con la tensión del músculo ileotibial generalmente durante una carrera, en especial en caminos a desnivel, superficies duras sin correcta amortiguación o con calzado inapropiado o desgastado que, además, pueden agravar la lesión y las molestias al ampliar las zancadas, aumentar de golpe la distancia a recorrer o el peso que se carga. Frente a estas señales de alerta, el Dr. Anghel advierte que “es conveniente tratar la afección a la mayor brevedad para evitar la evolución a una lesión más grave”.

Tras someterse a las pruebas diagnósticas, es el equipo de traumatólogos y cirujanos ortopédicos del centro HLA en Denia quienes analizan el mejor procedimiento a seguir para el tratamiento y recuperación del paciente, como sucede con la conocida tendinitis del Tendón de Aquiles. “Esta inflamación del tendón que conecta la parte posterior de la pierna al talón, es más común en corredores, caminadores o atletas jóvenes por el uso excesivo del pie, la falta de precalentamiento y, en contadas ocasiones, debido a una lesión”, aclara el especialista.

El síndrome del piramidal o piriforme también aqueja con frecuencia a los corredores, que padecen la contractura o sobrecarga del músculo. Nuestros especialistas describen que “esta patología genera una falsa ciática porque el espasmo y engrosamiento muscular comprimen este nervio, provocando un dolor referido en la parte posterior del muslo, principalmente provocado por una práctica deportiva inadecuada, sin descansos o no se realiza un entrenamiento secuencial, calentamientos o estiramientos”.

HLA San Carlos también pone a disposición del tratamiento de sus pacientes a médicos rehabilitadores y fisioterapeutas que utilizan las técnicas más avanzadas para abordar los casos clínicos en busca de una pronta y total recuperación, como con la lesión en isquiotibiales, que abarca desde la distensión y contractura, hasta la rotura de las fibras. “Esta afección se caracteriza por generar un intenso dolor en la parte posterior del muslo, a causa de un traumatismo por fuertes impactos, sobreesfuerzo o un entrenamiento que omita los estiramientos” que, en palabras de nuestros médicos, “esto último, junto al precalentamiento, el calzado correcto y la dosificación adecuada del tiempo e intensidad del ejercicio, constituyen las pautas saludables que previenen todas estas lesiones”.

El HLA de Denia comprometido con el deporte

HLA San Carlos pone a su disposición un equipo de Radiodiagnóstico, Especialistas en Traumatología y Cirugía Ortopédica, y Rehabilitación para el diagnóstico y tratamiento de estas afecciones. Además, recientemente ha puesto en marcha su Unidad de Medicina Deportiva ‘HLA Sport’, un área multidisciplinar cuyo objetivo es la promoción de la salud de cualquier tipo de deportista y dar soporte para la mejora del rendimiento deportivo de quien lo solicite: tanto para los deportistas de élite como aficionados. La unidad está coordinada por un profesional de medicina deportiva con amplia experiencia en el desarrollo de aptitudes de deportistas de élite.

Sobre HLA Grupo Hospitalario

El Grupo Hospitalario HLA está compuesto por 15 hospitales integrados con 32 centros médicos multiespecialidad y una red de unidades de referencia en tratamientos de última generación, 40 clínicas dentales, 9 unidades de reproducción asistida, 26 clínicas oftalmológicas dotadas de la más avanzada tecnología y 464 centros de análisis clínicos completan la estructura que HLA pone a disposición de sus pacientes. Con 1300 plazas de hospitalización HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulante. Más de 35 años de experiencia y presencia en seis países configuran un modelo de atención que basa su filosofía en el trato humano, la excelencia, el liderazgo, la responsabilidad y la especialización.