Esta nueva máquina integra en un mismo dispositivo móvil los dos grandes grupos de pruebas de neurofisiología.

El equipo puede realizar pruebas que son fundamentales para patologías de distintas especialidades como neurología, traumatología, reumatología, medicina interna, oftalmología, pediatría, psiquiatría y otorrinolaringología.

 Hospital HLA San Carlos continúa apostando por mejorar la calidad de las prestaciones que ofrece a sus pacientes con la incorporación a su cartera de servicios de un equipo que incluye las pruebas de electromiografía y electroencefalografía. Se trata de estudios complementarios que ayudan al diagnóstico inicial y evolutivo de patologías que afectan al sistema nervioso central (electroencefalograma) y al sistema nervioso periférico (electromiografía).

“Esta nueva adquisición trata de incluir la gran mayoría de las pruebas neurofisiológicas que se hacen en hospitales de medio a gran tamaño. Además, ofrece la posibilidad de realizar estudios no invasivos, en un tiempo rápido, y sin necesidad de desplazarse”, declara el Dr. Juan Salas, neurólogo del Hospital HLA San Carlos de Denia y añade que “asimismo, a los profesionales nos dan las herramientas para llegar al diagnóstico antes, y que nos orienta a tomar distintas opciones de tratamiento como son rehabilitadoras, farmacológicas o quirúrgicas más adecuadas para cada paciente”.

Un equipo interdisciplinario

A nivel técnico, este nuevo sistema integra en un mismo dispositivo móvil los dos grandes grupos de pruebas de neurofisiología: el electroencefalógrafo y la electromiografía.

La electroencefalografía se utiliza para valorar la actividad eléctrica cerebral, fundamental en la epilepsia o cualquier proceso con estado bajo de conciencia, y en menor grado, en otras patologías generales como pueden ser demencias o en estudios amplios de diagnóstico diferencial de paciente con clínica neurológica, como la cefalea. Por tanto, esta técnica es especialmente beneficiosa, además de en las patologías citadas, para los estudios de afectación cognitivo o complementario en el análisis de cualquier lesión o sintomatología cerebral.

El proceso en esta prueba consiste en colocar un gorro con electrodos al paciente durante 20-30 minutos habitualmente. Éste ha de permanecer tranquilo, y a veces tiene que intentar dormirse, estar más tiempo o hacer activaciones con luz y respiración”, explica el profesional del HLA San Carlos.

Por otra parte, la electromiografía se utiliza para múltiples funciones, valorando enfermedades de nervios periféricos, músculos que orientan hacia raíces lumbares o cervicales, o lesiones musculares propiamente dichas, es decir, como prueba complementaria en estudio de hernias discales, lumbares, síntomas sensitivos o motores en manos. “Es muy recomendable para complementar en el diagnóstico de patología de columna o cualquier proceso sensitivo o motor en extremidades”, especifica el especialista, y añade que “se utilizan los electrodos puestos en la región a estimular, o mediante una aguja se valora que músculos pueden afectarse en las distintas enfermedades”.

Además se incluyen, en el dispositivo adquirido por el centro, potenciales visuales para estudio de nervio óptico, potenciales tronco encéfalo, de ayuda en problemas de audición, y somatosensoriales para el estudio de la vía sensitiva.

Mediante estímulos en nervios o mediante aguja en muscular se diagnostican procesos que afectan a nervios, a extremidades, a enfermedades musculares. Estas son técnicas complementarias que pueden servir a diferentes especialistas.

Con la incorporación de este nuevo equipo, HLA San Carlos da un paso más en la incorporación de tecnologías que permitan integrar diversas técnicas con especialidad propia, y que potencien nuestro servicio de neurología-neurofisiología”, concluye el Dr. Salas.

Sobre HLA Grupo Hospitalario

El Grupo Hospitalario HLA está compuesto por 15 hospitales integrados con 30 centros médicos multiespecialidad y una red de unidades de referencia en tratamientos de última generación, 40 clínicas dentales, 9 unidades de reproducción asistida, 26 clínicas oftalmológicas dotadas de la más avanzada tecnología y 464 centros de análisis clínicos completan la estructura que HLA pone a disposición de sus pacientes. Con 1300 plazas de hospitalización HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulante. Más de 35 años de experiencia y presencia en seis países configuran un modelo de atención que basa su filosofía en el trato humano, la excelencia, el liderazgo, la responsabilidad y la especialización.