Si estás muy sensibilizada con el tema de la infertilidad y te estás planteando donar algunos de tus óvulos para ayudar a aquellas parejas con problemas, te ofrecemos toda la información que necesitas saber para tomar la decisión correcta.

Mujeres receptoras
Cuando una mujer decide acudir a una donante de óvulos para poder ser madre, además de los exámenes físicos necesarios, ha de pasar por un exhaustivo examen psicológico. Los médicos han de asegurarse que tanto padre como madre van a ser capaces de establecer lazos afectivos con el bebé, tanto como si las células con las que ha sido gestado el bebé hubieran sido las suyas propias.
Una vez el psicólogo da luz verde al proceso, sólo queda fertilizar los óvulos a través de la fecundación in Vitro (FIV). Para ello los ciclos de la donante y la receptora deben ser sincronizados mediante tratamiento hormonal. El éxito dependerá, más que de la edad de la receptora, de la calidad del óvulo donado. Se ha comprobado que los óvulos de las mujeres menores de 30 años son mucho más susceptibles de fertilización y embarazo.
El porcentaje de éxito de este procedimiento varía de un 40 % a un 60 % por ciclo o intento. Pero con la nueva ley, según la cual sólo es posible fecundar tres ovocitos por cada intento, se teme que esta cifra baje y aumente también el coste del proceso (que suele situarse en torno a unos 6.000 euros). Según los expertos suele ser necesario inseminar cinco o seis ovocitos para que al menos tres prosperen. Si se reduce la cantidad de ovocitos inseminados, también se reducen las posibilidades de éxito. Con esta medida el Ministerio pretende reducir la tasa de partos múltiples y evitar el problema de la acumulación de embriones congelados.

De 600 a 900 euros de compensación económica
Tanto el Real Decreto 412/1996 como la Ley de Reproducción Asistida 35/1988, prohíben la venta y comercialización de ovocitos, así como el pago de cantidad alguna a los donantes. Pero se deja abierta la puerta a un tipo de compensación económica para sufragar los gastos y las molestias que el proceso pueda causar (entre 600 y 900 euros).
Hay que tener en cuenta que para llevar un control exhaustivo hay que hacerse bastantes ecografías. También aprovechan aquellas mujeres con dificultad para quedarse embarazadas y que se someten a una fecundación in vitro (FIV) con sus propios óvulos. Una vez fecundados, los embriones sobrantes también son donados. Y por ultimo, dos cosas a tener en cuenta: Tan sólo se pueden realizar de tres a cuatro donaciones por persona.
La donación ha de ser altruista y generosa.“Se deja abierta la puerta a un tipo de compensación económica para sufragar los gastos y las molestias que el proceso pueda causar (entre 600 y 900 euros)”.

doctor

Es un artículo del Dr. Mariano Martín Loeches
Salud Reproductiva . Ginecología y esterilidad
Calle Pedreguer, 24 – 1º – 26ª · 03700 Denia
Teléfono 965 783 232 · Móvil 608 060 863
www.saludreproductiva.es