Esta semana escribiré sobre un tema aún bastante desconocido a nivel social pero que afecta a un importante número de personas en todo el mundo. La Transexualidad Masculina es la referida a los hombres transexuales. Hombre transexual es aquel que ha nacido con anatomía femenina. Un transexual masculino,  es una persona que nace con genitales femeninos pero que se identifica con el género masculino.

Los hombres transexuales son hombres

La transexualidad incluye varias categorías de pacientes que tienen en común un sentimiento de insatisfacción con el sexo propio que les hace buscar soluciones quirúrgicas a sus problemas de identificación de género sexual. Es vital realizar un correcto diagnóstico diferencial de la categoría, ya que no todos los pacientes son candidatos para la reasignación  de sexo. Las disciplinas que deben incluirse y trabajar juntas incluyen el médico de cabecera, psicólogo, endocrinólogo , ginecólogo, urólogo y  cirujano plástico. En estos casos  el psicólogo es esencial para realizar una buena indicación de la reasignación de sexo.  El consejo de la asesoría jurídica con la participación de un abogado  es también esencial para evitar problemas legales tras el tratamiento.

Es necesario  realizar un diagnóstico de transexualidad  y su diagnóstico diferencial. Es también necesario el realizar una selección adecuada del psicólogo/a que tratara a la persona durante todo el proceso, debe de estar preparado/a y conocer este tipo de casos para ofrecer el adecuado soporte emocional que durara durante muchos años , más allá de las sesiones primeras de consulta.

La meta de un programa de reasignación de sexo es la  total plenitud física ,mental y   en la sociedad de las personas afectas,

          1. Diagnóstico

          2. Indicación de cambio de sexo

          3. Inmersión en el rol contrario

          4. Tratamiento general y hormonal con testosterona

          5. Cambio de sexo

          6. Seguimiento

La transexualidad ya sea femenina (de hombre a mujer)  o masculina (de mujer a hombre), NO es una enfermedad por lo tanto no se contagia, NO es una “desviación” no se desvía nada de la persona, NO es un Trastorno. Estas personas necesitan ser comprendidos y entendidos para soportar el periodo de transición entre la identidad de género de nacimiento a nivel físico y como es su identidad a nivel psicológico. Es importante eliminar miedos y perjuicios, educar en la tolerancia y ayudar a que cada persona en sus particularidades pueda sentirse plena sin necesidad de huir o esconder quien es y cómo se siente.

Enlace de interés: www.elhombretransexual.es

Autor/a Lda Sefa Mulet Salvador / Psicologa Col.CV08162 / SEM CENTRO DE PSICOLOGÍA / Psicologa Forense del LOPF Alicante
Master en Psicología Clínica y Salud / Master en diagnóstico, evaluación e intervención en Altas Capacidades Intelectuales
Teléfono 965 757 302
Facebook Ver
Categoría Artículos